LAS VIÑAS Y EL CULTIVO BIOLÓGICO

Estamos al borde de la gran llanura sur de la meseta castellana; 200km al sur de Madrid. Los suelos de la comarca proceden de materiales mesozoicos, de suaves ondulaciones sedimentarias constituidas por margas calcáreas. Son de gran drenaje y tienen en verano una gran reverberación por sus afloramientos calizos que facilitan una gran precocidad.

Los viñedos

Los viñedos están situados en unos 680m. de altitud ( en la proximidad de Valdepeñas). Se trata de un área de clima Continental-Mediterráneo de escasa pluviometría, que favorece un viñedo sano y sin enfermedades de hongos.

En vegetación, los viñedos disfrutan de días soleados que facilitan la madurez y concentración, seguidos de noches frías que fijan aromas de extraordinaria finura y complejidad.

La finca “El Conuco” de 39 has. de superficie es una gran planicie. Las variedades más antiguas son, la blanca Airén y al tinta Tempranillo (aquí llamada Cencibel), que es sin duda una de las mejores variedades españolas y que en estas tierras, ofrece vinos aromáticos, complejos y aptos para vinos jóvenes, con crianza en ánfora o barrica. En 1995 se plantó la Cabernet Sauvignon; y en 2000 fue Syrah, cuyos frutos producen un extraordinario enriquecimiento de sensaciones mediterráneas a los vinos. En 2007, Garnacha y Verdejo.

Otra finca está en el paraje “El Corcobillo” de 4.5 has. Orientada al norte en terrenos de pendiente, arcillosos con cuarcitas, llamados “rubiales”, con un fuerte color rojo por los óxidos de hierro.

Suelos fuertes, que mantienen las más viejas viñas de Cencibel, con escasas producciones, de 1 a 2kg por cepa; viejas cepas de troncos retorcidos con un gran almacén de reservas y uvas de mucho extracto. Estas viñas están plantadas y conducidas en cepa baja en “vaso”, con el fin de respetar la magnífica adaptación que consiguieron en este clima seco y riguroso generaciones de agricultores. Vendimiados a mano con selección de uva en el campo.

 

                                     Mapa El Conuco      Mapa El Corcobillo

La agricultura ecológica

Criar las viñas con fertilizantes naturales (compost elaborados con parte de nuestros mismos residuos de elaboración y el complemento de estiércoles ovinos) hace que no solo su producción sea equilibrada, sino que además tenga una magnífica capacidad de vigor y rusticidad. Viñas sanas a las que con sustancias naturales, azufre y poco más, somos capaces de proteger eficazmente, premiándonos con magníficos frutos.

Estamos en un territorio propicio a buenas maduraciones, capaces de ofrecer tal complejidad de aromas naturales que hacen palidecer las levaduras industriales y aromas sintéticos. Nuestro principal esfuerzo técnico se centra en propiciar esta maduración, equilibrando la de la pulpa con la de la piel o las semillas. Confluyendo aquí; todos los trabajos, desde la poda y fertilización, al riego de mantenimiento o la poda en verde.

Trabajo en Viñas TRabajo en Viñas 2

Agricultura y elaboración con los ciclos y ritmos cósmicos

Desde hace 20 años exploramos las vinculaciones entre el ciclo vegetativo de las viñas, su metabolismo y los ritmos que el Sol, la Luna y estrellas imprimen.

Recuperamos la tradición e incorporamos los nuevos conocimientos y experimentaciones, para en base al Calendario Lunar, elegir los mejores días para los distintos trabajos en la agricultura y elaboración, cuya finalidad básica es facilitar la naturalidad en los procesos.

Las lunas creciente y menguante, ascendente o descendente, pero también las constelaciones, forman un conjunto rítmico que nos permite inscribir los trabajos de poda, fertilización, laboreo, vendimia, o las de fermentación, trasiego, embotellado…

Conseguimos así estar más integrados en el territorio y reforzar el vigor y rusticidad del viñedo, capaz de defenderse de enfermedades y a través de su sosegado metabolismo, ser capaz de fijar aromas y sabores complejos que expresan naturalidad.

Calendario Lunar 2019