PROTEGIENDO NUESTRA TIERRA

Las plantas, los animales, la tierra y nosotros mismos, todos los seres vivos, estamos regidos por leyes infinitamente más complejas que las de la física, química o tecnología: las leyes de la vida. Cada vez más, los avances en el conocimiento nos muestran las complejas interrelaciones e incluso interdependencias, entre las que sin duda hemos de incluir el medio cósmico en el que está la casa de todos.
Desde el inicio hemos considerado necesario la práctica de la agricultura biológica o ecológica especialmente en su apartado de fertilización y diversificación de cultivos, ya que nos ayuda a preservar el mayor tesoro: “la fertilidad de los campos” y su capacidad de producción de alimentos sanos, sabrosos y nutricionalmente completos, que son la base de nuestra vida y que permiten un rico ecosistema.

protegiendo-nuestra-tierra-1_0.jpg

Nuestro compromiso es no usar sistemas o productos de síntesis que afecten a los seres vivos, contaminen el medio y limiten la biodiversidad en agricultura. Y realizar las prácticas que aseguren un mayor respeto hacia la naturalidad en la elaboración del vino que va a ir en beneficio de la calidad natural y también evitando todo tipo de efluentes contaminantes al medio.

Utilizar fuentes alternativas de energía y de imputs que nos ayuden a una mejor eficiencia y sostenibilidad.

Dotar a la dimensión cósmica un papel esencial y determinante no solo de sus manifestaciones evidentes sobre los ciclos, ritmos y procesos, también respecto a la actitud de respeto en el trabajo al concepto “terruño” en los vinos.

Compromiso hacia el ser humano con respeto a su dignidad como consumidor, a través de una actitud ética y transparencia en los comportamientos.

http://labodegadelasestrellas.com