LOS VINOS DE LAS PERSONAS

Nuestra vida, la del planeta y de todos los seres vivos que lo habitamos: animales o vegetales, está estrecha e íntimamente unida al Cosmos generador y regulador de los procesos vitales.
El Sol, la Luna y el resto de astros, con sus ciclos y ritmos, determinan las estaciones, la climatología, etc.; regulan los ciclos y mecanismos de los procesos naturales de fermentación, decantación, maduración… así como los unidos al metabolismo celular.
En esta estrechísima vinculación se desarrolla la especie humana y a través de ella venimos al mundo con un perfil de cualidades de carácter, sensaciones, emociones y gustos que podríamos denominar esenciales y que corresponden a nuestra herencia como especie y que a su vez nos une al Cosmos en nuestra condición de polvo de estrellas.
Desde La Bodega de las Estrellas, en la que criamos las viñas y elaboramos los vinos guiándonos también por los ciclos y ritmos cósmicos, proponemos con los Vinos del Zodiaco, unir las capacidades sensoriales de cada uno con las cualidades de color, aroma, sabor y textura de nuestros vinos y elaborar 12 vinos que corresponden y representan los doce caracteres zodiacales esenciales.
Doce vinos para los que hemos seleccionado la variedad o variedades de uva y la forma de elaboración para que en la cata a la vista, el olfato y el gusto-tacto, permitan descubrir los doce arquetipos de carácter de los signos zodiacales.
Ese carácter de personalidad que nos define y con los que nos relacionamos capaces de crear vínculos o rechazos.
Desde La Bodega de las Estrellas os proponemos doce vinos cuyas cualidades corresponden a su carácter y así resulte aún más evidente el hecho cultural y de relación que desde siempre ha tenido el vino.
Los Vinos del Zodiaco son los vinos más sociales, los que nos representan y vinculan, siendo especialmente valiosos en regalos.